La trágica historia del origen del Día de la Mujer

origen del Día de la Mujer

 

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. Una festividad que se celebra en muchos países del mundo día y que es muy significativo para todas las mujeres que cada día luchan sus propias batallas en una sociedad que todavía no es igualitaria al 100%. Esas mujeres fuertes y trabajadoras a las que seguro que puedes poner nombres y apellidos.

Y, aunque a lo largo del año son muchos los días en los que demostrarles cuanto nos importan, el Día de la Mujer Trabajadora es, sin duda, uno de los más especiales para hacerlo. Un día que muchas veces pasa desapercibido, pero que supone una de las mejores oportunidades para decirle cuánto la admiras y la amas. Precisamente por ello, porque no se lo esperará.

En Vanity Flor te animamos a decírselo con un precioso ramo. Realizamos envíos de flores a domicilio en Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Bilbao y en cualquier ciudad de España. Añade una bonita frase en la nota para decirle lo luchadora y lo trabajadora que es y seguro que consigues emocionarla.

Pero, ¿conoces el origen del Día de la Mujer? ¿Sabías que esta celebración es un homenaje a la lucha incansable por la integración laboral y social de la mujer hacia la igualdad? La historia del Día de la Mujer se remonta a mediados del siglo XIX, cuando un grupo de mujeres crearon un movimiento para llamar al resto a luchar por la igualdad, para ser consideradas de la misma manera que los hombres dentro de la sociedad. Si quieres conocer todos los detalles, sigue leyendo.

 


El origen del Día de la Mujer Trabajadora


 

1857 – 1867 – Las primeras protestas

origen del Día de la Mujer

Si la máquina del tiempo existiera, podrías ver a Elisa o a Celia trabajando codo con codo con sus compañeras de fábrica y caminando por las calles de Nueva York en marzo 1857. En esta época fueron muchas las mujeres que se incorporaron al mundo laboral, sobre todo en el textil, un sector eminentemente femenino.

Las largas y duras jornadas que eran obligadas a cumplir (más de 12 horas) y los paupérrimos salarios que recibían provocaron que estas mujeres terminaran sublevándose y que salieran a la calle el 8 de marzo a reivindicar unas condiciones más justas. Querían que la jornada no excediera de las 10 horas diarias, que el sueldo fuera el mismo que el de los hombres (cobraban menos de la mitad, descanso el domingo y derecho a la lactancia.

Lamentablemente, la manifestación no sirvió de nada, ya que a los pocos días tuvieron que regresar a sus puestos de trabajo en las mismas condiciones. Y lo que es peor, durante las labores de dispersión llevadas a cabo por la policía, murieron 120 mujeres.

Eso sí, desde aquel momento, la fecha se convirtió en un punto recurrente para las protestas de las mujeres. Y, aunque aquellas mujeres siguieron trabajando en condiciones realmente miserables, lo cierto es que acababan de dar los primeros pasos hacia la igualdad de género sin ser concientes de ello.

Justo una década después, en el año 1867, otro grupo de mujeres también neoyorkinas intentaron de nuevo mejorar sus condiciones laborales. En esta ocasión consiguieron que se unieran al movimiento de forma masiva muchas otras mujeres y crear un sindicato que buscaba hacer justicia y equipar sus condiciones de trabajo a los de los hombres de la época. Sin embargo, del mismo modo que sus reclamaciones fueron ignoradas 10 años antes, también lo fueron en este momento.

 


1908 – 129 mujeres fallecidas en la fábrica Cotton Textile Factory

origen del Día de la Mujer

Tendría que producirse el cambio de siglo para que el movimiento volviera a resurgir. En marzo de 1908, a raíz de de uno de los acontecimientos más terribles que haya conocido la historia del movimiento feminista, más de 15.000 obreras marcharon en protesta por Nueva York, al grito de «¡Pan y rosas!», pidiendo un aumento de salario y jornadas más cortas. El pan simbolizaba la seguridad económicas y las rosas las calidad de vida. Pero además, empezó a pedirse también el derecho al voto.

El hecho que desencadenó estas protestas fue la muerte de 129 mujeres en la fábrica Cotton Textile Factory de Washington Square. Debido a las pésimas condiciones que debías soportar las obreras, éstas decidirían ponerse en huelga. El dueño, enfurecido por ello y como forma de castigo ejemplar para que no volviera a repetirse, prendió fuego al edificio con las trabajadoras dentro.

En mayo del mismo año, el Día de la Mujer Trabajadora empezara a cobrar protagonismo. Lo cual fue posible gracias a un grupo de mujeres socialistas de España y Estados Unidos, que celebraron las primeras jornadas de la llamada «Woman’s Day».

Posteriormente surgirían otras muchas huelgas, siendo la del 28 de septiembre de 1909, que duró hasta el 15 de febrero de 1910. Pero, aunque ha sido una de las huelgas más largas de la historia en lo que respecta a las reivindicaciones laborales femeninas, tampoco se consiguió avanzar demasiado.

 


1910 – La proclamación del Día Internacional de la Mujer

 

origen del Día de la Mujer

 

El 28 de febrero de 1909, se celebraría el Día de las Mujeres Socialistas por primera vez en Estados Unidos. Y, un año más tarde, durante la celebración del II Congreso Internacional de Mujeres Socialistas (Copenhague), cuando la alemana Clara Zetkin propuso que el 8 de marzo fuera a partir de ese momento el Día Internacional de la Mujer, para rendir homenaje a aquellas mujeres que crearon el primer movimiento organizado contra la explotación capitalista. La propuesta fue aprobada por unanimidad por las más de 100 mujeres que acudieron a la conferencia, procedentes de 17 países distintos. Entre ellas se encontraban las tres primeras mujeres que habían sido elegidas al parlamento de Finlandia.

Paralelamente, el 8 de marzo de 1910, España vivía uno de los momentos históricos más importantes para la mujer, a la que se le permitía por primera vez estudiar en la Universidad en igualdad de condiciones.

 


1911 – 146 mujeres muertas en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York

origen del Día de la Mujer

Desafortunadamente, poco después de la primera celebración oficial del Día de la Mujer, el 25 de marzo de 1911, se produjo un acontecimiento realmente trágico. La fábrica de camisas Triangle Shirtwaist ardería con cientos de mujeres dentro. Un edificio de diez plantas en el que quedarían atrapadas debido a los sistemas que los propietarios habían instalado para evitar robos. Muchas mujeres morirían debido a las quemaduras, la inhalación de humo y los derrumbes, y otras se suicidaron al no encontrar un salida.

Una tragedia que conomocionó a toda la ciudad de Nueva York y en la que 146 mujeres perdieron la vida, pero que serviría para que la legislación del país empezara a contemplar mejoras en la seguridad en el trabajo en el sector industrial y para impulsar tanto la causa de las mujeres trabajadoras como la del internacionalismo obrero en todo el mundo. De hecho, a raíz de este terrible suceso, se creó el Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Textiles.

El sindicato Women’s Trade Union League y el International Ladies’ Garment Workers Union organizarían numerosas protestas contra los trágicos sucesos que se habían producido, siendo el más destacable el desfile funerario silencioso al que acudieron alrededor de 100.000 personas.

 


1917 – El impulso del movimiento feminista a la Revolución Rusa

origen del Día de la Mujer

Seis años después, mientras se celebraba este día en Rusia, las obreras textiles salieron a la calle en huelga al grito de «Pan, paz y libertad». Protestando además por la muerte de los 2 millones de soldados rusos que habían muerto en el combate en la I Guerra Mundial.

Los dirigentes políticos se opusieron a que se celebrara este día, pero las mujeres decidieron continuar adelante, marcando de esta forma el inicio de la revolución más grande que haya conocido el siglo XX y que terminaría desembocando  en la toma del poder por la clase obrera unos meses más tarde. Con la caída del zar, las mujeres conseguirían por primera vez el voto.

 


1945 – 1977 – Primer acuerdo internacional de la igualdad de género y declaración oficial del Día de la Mujer

 

No obstante, a pesar de todas las luchas desde mediados del siglo XIX y de los derechos logrados a lo largo de los años, hubo que esperar hasta el año 1945 para que la ONU firmara el primer acuerdo internacional que afirmaba el principio de igualdad de género. Y no sería hasta el año 1977 cuando declarararía el 8 de marzo como el Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional. Un reconocimiento a los 25 años de trabajo de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer.

 


El Día Internacional de la Mujer en la actualidad


origen del Día de la Mujer

Después de conocer todos los hechos que dieron lugar al origen del Día de la Mujer, no podemos negar que todos los logros han sido fruto de su lucha. Solamente ellas fueron las que sufrieron y vivieron esos momentos tan complicados, pero lo cierto es que hoy podemos sentirnos muy orgullosos de ellas. De esas mujeres luchadoras que nos precedieron y en las que debemos mirarnos para sentirnos capaces de conseguir, también hoy, cualquier cosa sin importar lo que seamos, sino a donde queremos llegar.

Lentamente y conforme el feminismo ha ido cobrando fuerza en el mundo, el Día de la Mujer ha ido perdiendo su sentido laboral, convirtiéndose en una fecha en la que se aprovecha para reclamar los derechos de las mujeres en todos los ámbitos. Cada año, miles de mujeres salen a la calle para reivindicar nuevos derechos y defender aquellos que se han conseguido con mucho esfuerzo, luchando para suprimir todas aquellas leyes que discriminen o que no contemplen la igualdad de oportunidades entre ambos géneros.

Un gran fenómeno de concienciación que fue iniciado hace 160 años por unas pocas mujeres y que ha hecho que millones de nosotras disfrutemos de muchos de los derechos que tenemos hoy y de los que muchas veces no somos conscientes. Pero también es cierto que queda mucho por hacer para acabar con las lacras que arrastra nuestra sociedad, entre los que se encuentran la violencia de género, el machismo y los techos de cristal en las profesiones. ¡Recuerda que el cambio empieza por ti!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.