Flores comestibles: cuáles son y consejos para cocinarlas

flores comestibles

¿Sabías que existen muchas más flores comestibles de las que creemos? ¿Has probado alguna vez un plato que contenga flores? Hoy, en Vanity Flor

te mostramos qué son las flores comestibles y cuáles son las más comunes que puedes encontrar en la cocina internacional.

Por norma general, estamos acostumbrados a cultivar o a comprar flores y plantas para decorar nuestro hogar o para obsequiar a algún ser querido en una ocasión especial, pero cada vez más, las flores forman parte de los retos culinarios de muchos chefs y los resultados son asombrosos.

En primer lugar, debemos saber que las flores comestibles son aquellas que pueden ser ingeridas con seguridad para nuestro organismo y que además aportan beneficios para nuestra salud en su mayoría. Generalmente son usadas para la preparación de ensaladas, bebidas o infusiones, aceites y vinagres aromatizados, sopas, jaleos y otros platos principales.

Incluir flores en nuestros platos no solo los hace más atractivos y frescos a la vista, sino que además añade sabores diferentes a modo de sazonador para aportar ciertos matices e incluso nutrientes como vitaminas del grupo A y B, betacarotenos, licopenos y otros componentes como polifenoles o fitoquímicos, al igual que cuando condimentamos los alimentos con hierbas aromáticas.

Y aunque nos parezca un hecho relativo a la alta cocina, reservado a los grandes e innovadores cocineros actuales, lo cierto es que las ingerimos más frecuentemente de lo que creemos, pues el brócoli, la coliflor, el clavo o el azafrán son al fin y al cabo flores. Lo que hay que tener en cuenta es que las flores que queramos incluir en nuestros platos deben de ser aquellas especies comestibles cultivadas por nosotros, o si las compramos, tienen que ser de cultivo ecológico y cosechadas para fin alimentario.

¿Cuáles son las flores comestibles más habituales?

Si aún no tienes claro qué flores comestibles puedes consumir te presentamos un listado de las más populares y cómo puedes incluirlas en tu alimentación:

  1. AMAPOLA

Su color rojo ya la hace atractiva para decorar cualquier tipo de plato. Las semillas de las amapolas se emplean principalmente en la repostería  para dar aroma a pasteles, panes y bizcochos. Las hojas de la flor suelen añadirse en ensaladas, pero antes de que se formen el capullo interior, ya que adquiere cierta toxicidad. Sus pétalos se usan, por lo general, para dar aroma a vinos y a aceites.

2. FLOR DE CALABACÍN

Se trata de una flor de color amarillo que contiene un sabor dulce y de textura suave. Si eres amante de la cocina mexicana te gustará saber que la flor de calabacín es propia para freír y rellenar a modo de quesadilla o para elaborar sopas

3. HINOJO

El hinojo presenta un color verde amarillento y un sabor anisado parecido también al regaliz, ideal para preparar todo tipo de dulces.

4. ROSA

La rosa, en todas sus tonalidades, es una de las flores que más se utiliza en la gastronomía. Su sabor entre dulce y ligeramente picante la hace perfecta para todo tipo de mermeladas, postres, vinagres, cremas, carnes y salsas. En repostería es también habitual usar los pétalos de la rosa escarchados y en algunos países árabes se incluyen en los platos de cous-cous o en los de cordero

5. VIOLETA

Son flores pequeñas con un ligero sabor a menta que desprende un perfume delicioso. Las violetas se suelen utilizar en cocina tanto frescas como secas. Por lo general se emplean en repostería para elaborar compotas o para infusiones, helados y sorbetes. Al igual que las rosas, sus pétalos escarchados forman parte de creaciones de la alta pastelerí

6. YUCA

Las flores de yuca son de textura crujiente, con un sabor muy dulce y un aroma de alcachofa. Son ideales para incluirlas en nuestras ensaladas y darles un toque diferente.

7. BORRAJA

De un intenso color azulado y sabor parecido al pepino, se emplea sobre todo para aromatizar bebidas y darle además un toque decorativo muy ´cool´.

8. MARGARITA

Podemos encontrar las margaritas en diferentes tonalidades. Las blancas y amarillas otorgan un sabor dulce a los alimentos y suelen usarse en ensaladas y postres. Las naranjas, sin embargo, contienen un toque ligeramente picante y su sabor es similar al berro. Por ello, sus pétalos se emplean en ensaladas o como acompañamiento de legumbres, arroz o sopas.

9. CLAVEL

De colores variados, el sabor de las hojas del clavel nos recuerda al sabor especiado del clavo (de ahí la etimología de su nombre) y a la pimienta. Debido a ello, se utiliza para condimentar ensaladas o simplemente como guarnición y en recetas dulces como las de galletas.

10. LAVANDA

Su sabor ligeramente picante hace que sus pétalos lilas combinen de maravilla para elaborar platos de carne, cremas o ensaladas. También suele utilizarse en creaciones reposteras para dulces y helados.

Como podéis comprobar, las flores comestibles son innumerables, nosotros os hemos seleccionado diez, pero son muchísimas más las que existen y que hoy en día forman parte de infinitos platos gastronómicos. Desde VanityFlor os recomendamos que tengáis precaución siempre antes de utilizarlas, sobre todo, si las cosechamos de manera autónoma. Ante la duda es mejor consultar con un experto en el tema.

Por ello, antes de terminar este artículo, nos gustaría ofrecerte algunos consejos para que puedas cocinar con flores con total seguridad. Toma nota:

Consejos para cocinar con flores

  • Cultívalas en  tu jardín o en macetas de tu casa. Ocupan menos espacio del que imaginas.
  • Córtalas por la mañana para evitar la hora de intensidad solar.
  • Elige las que visiblemente te parezcan en mejor estado y las que presenten buen aroma.
  • Siempre lava y desinfecta los pétalos antes de utilizarlos con agua fría y luego sécalas con papel absorbente con suavidad para no estropear los pétalos.
  • Prueba los pétalos antes de usarlos, así evitarás sabores amargos en tus recetas.
  • Refrigéralos como máximo durante  cuatro días. Si no los utilizas dentro de este tiempo, lo mejor es desecharlos.

Esperamos que os haya servido nuestra propuesta de flores comestibles, atrévete con ello y dale un toque especial a tus platos, seguro que sorprenderás a tus invitados y disfrutaréis a tope de los nuevos sabores que ofrecen las flores. ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.