4 Cuidados básicos de las Orquídeas

4 Cuidados básicos de las Orquídeas

Las orquídeas son flores que se han puesto de moda para regalar, pero es una moda justificada ya que sus flores son de gran belleza y duran bastante en el tiempo, sobre todo la etapa de floración que puede llegar a durar hasta 3 meses si se dan las condiciones adecuadas. Las orquídeas simbolizan el amor y desde la época victoriana es de buen gusto obsequiar con orquídeas y un lujo porque sólo se encontraban en lugares tropicales y se consideraba una flor muy exótica. En otros lugares del mundo, como Japón, solo las podían disfrutar la realeza y era un privilegio tenerlas.

Hoy día, son fáciles de encontrar en cualquier floristería y se han convertido en un regalo perfecto para cualquier ocasión, además combinan a la perfección en cualquier estancia de la casa que las ubiques, pero hay que tener cuidado porque no siempre las situamos en el lugar ideal para que se den las condiciones idóneas para que sobrevivan y vuelvan a florecer.

Se dice que es una flor delicada, ya que sólo florece una vez al año y no siempre se da, porque necesita una serie de requisitos, que aunque fáciles, son indispensables para su supervivencia, desde Vanity Flor te animamos a que pruebes a tener una en casa, puesto que con los cuidados necesarios y unos trucos fáciles verás florecer la planta varias temporadas, pero eso sí, lo primero que te recomendamos es paciencia, porque las orquídeas son de crecimiento lento, pero merece la pena la espera para verlas florecer.

 

 

Sol y sombra

 

4 Cuidados Básicos de las Orquídeas

 

Todas las plantas necesitan luz solar para florecer pero no siempre tenerlas expuestas directamente al sol es lo ideal. En el caso de las orquídeas, necesitan luz, pero lo mejor es tenerlas en un lugar donde puedan estar iluminadas pero con algo de sombra para que puedan mantener la humedad. Es muy importante que el macetero sea transparente, esto ayudará a que podamos ver si las raíces están sanas y porque además cogen nutrientes necesarios del sol a través de las raíces, por eso lo mejor es que el recipiente que las contenga sea transparente.

 

 

La poda

 

4 Cuidados Básicos de las Orquídeas

 

La parte más delicada de la planta es la flor, pero tenemos que tener también cuidado con los tallos, ya que son flexibles y con el peso de los capullos se arquean y pueden debilitar el crecimiento, por eso se recomienda usar varas de jardinería como guías para que soporten el peso.

La duda que siempre nos surge es ¿tenemos que cortar el tallo una vez que se le caen las flores? La respuesta es que depende de la especie, pero si es una Phalaenopsis puedes dejarlo sin cortar, puesto que puede crecer un nuevo tallo de la misma vara que se ha quedado sin flores. Si ves que se empieza a secar por la punta, puedes cortar el tallo sin problema, o dejar que se seque y que caiga solo. Si es otra especie de orquídes, del tallo no saldrán más flores, así que puedes cortarlo antes de que se empiece a secar. Lo ideal es cortarlo, porque la planta consume mucha energía en el crecimiento de la flor y tener un tallo secándose, no le hará bien y lo mejor es que se pode.

Consejo: Si se rompe una de las varas, para evitar que la orquídea esté expuesta a plagas y enfermedades, lo ideal es sellarla con canela en polvo. También puedes echar canela en el sustrato para evitar «bichitos». Si ya tiene hongos o bacterias, tienes que retirar las partes dañadas y comprar un producto específico para tratar el problema.

 

 

Riego

 

4 Cuidados Básicos de las Orquídeas

 

Lo ideal es regar una vez a la semana por “inmersión”, es decir, dejar en agua la base de la planta sin que llegue a mojar las hojas durante 15 min, dejar que escurran y luego ponerlas otra vez donde estaban. También puedes poner un vaso con agua cerca, sobre todo si están en un lugar muy seco, para que puedan tomar la humedad del aire. En verano, al hacer más calor y evaporarse mas rápido el agua, se aconseja la inmersión cada tres o cuatro días.

 

 

Trasplantar las orquídeas

 

4 Cuidados Básicos de las Orquídeas

 

Para que tengan un buen crecimiento, lo ideal es que cada 2 años se trasplanten a un recipiente mayor y el mejor momento para hacerlo es en primavera. Tienes que tener en cuenta que es muy importante quitar el sustrato antiguo y ponerle nuevo y aprovechar para podar las raíces secas o que no estén sanas para que la orquídea crezca con más fuerza.

Consejo: El uso de fertilizantes en la planta es muy importante y cuando son trasplantadas es un buen momento, pero hazlo pasadas unas dos o tres semanas desde que la cambiaste de maceta, ya que así le ha dado tiempo a adaptarse al nuevo sustrato.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.