¿Se pueden llevar flores al hospital a alguien enfermo?

llevar flores al hospital

Cuando queremos enviar el mensaje de “mejórate pronto” a un conocido o familiar que está ingresado en el hospital, las flores son la primera y natural opción para mucha gente. Alegran una habitación aburrida, aportan algo de naturaleza y son sencillamente buenas para animar a la gente, algo que la ciencia ha demostrado. Por eso resulta tan extraño que muchas personas sigan creyendo que las flores no deben colocarse en una habitación de hospital, de hecho algunos hospitales incluso tienen normas prohibiendo tener flores.

Vanity Flor quiere desmentir que las flores sean perjudiciales para los pacientes (siempre que no tengan algún tipo de alergia), y queremos animarte a llevar flores al hospital a alguien enfermo.

 

 

FLORES EN LAS HABITACIONES DE LOS HOSPITALES – MITOS Y REALIDAD

Seguro que más de una vez te han dicho que no es bueno tener plantas en la habitación, porque por la noche al intercambiar oxígeno por dióxido de carbono, ese oxígeno te lo roban a ti. Pues bien, es una creencia muy extendida, por lo que muchos son los que no aconsejan tener flores en las habitaciones de los hospitales.

Pero este no es el único mito sobre las flores y los hospitales. También existe un cuento de viejas común en Inglaterra que afirma que si se ponen flores rojas y blancas en un mismo jarrón en una habitación de hospital, una persona de la sala circundante fallecerá.

Otra leyenda común dice que los pacientes deben dejar siempre los arreglos florales en la habitación del hospital cuando son dados de alta; si llevan las flores a casa, acabarán de nuevo en el hospital.

Entonces, ¿las flores son malas para alguien que está enfermo? La respuesta está clara: ¡Todo lo contrario!

De hecho, las flores añaden mucho más oxígeno a la habitación del hospital del que utilizan. Durante el día, las plantas emiten 10 veces más oxígeno del que consumen por la noche, por lo que una habitación de hospital con flores acabará más oxigenada que una sin ellas. Y además el ser humano consume mucho menos oxígeno del que producen las plantas, y aún menos cuando está descansando, así que si tanto preocupa “la falta de oxígeno”, tendría mucho más sentido prohibir las visitas que absorben más oxígeno, que prohibir las flores.

GUÍA PARA LLEVAR FLORES AL HOSPITAL

 

llevar flores al hospital

 

No hay nada mejor que un ramo de flores brillante y alegre para hacer que una sala de hospital se convierta en un lugar más acogedor. Un ramo de flores tiene la capacidad de hacer que alguien se sienta atendido y, a menudo, puede alegrarle de verdad.

Pero antes de llevarle flores a un enfermo, asegúrate de consultar con el hospital. Aunque muchos hospitales permiten las flores en las habitaciones de los pacientes, otros no lo hacen y algunos no permiten las flores en determinadas salas. Si el hospital no permite flores mientras el paciente está en el hospital, todavía tendrás la oportunidad de enviar flores de bienvenida una vez que esté en casa recuperándose.

Cuando lleves flores a alguien que se está recuperando, ten en cuenta que cuanto más coloridas sean, mejor. Tu ramo será un alegre recordatorio de tu amor. Un precioso ramo multicolor le levantará el ánimo y llamará la atención. Las flores brillantes y coloridas inyectan color a una habitación e infunden alegría y felicidad a quien las recibe.

No te dejes tentar por un ramo enorme. No olvides que las habitaciones de los hospitales pueden ser bastante estrechas a veces y los pacientes no suelen tener mucho espacio personal. Los arreglos grandes y voluminosos además podrían interferir con el equipamiento del hospital o con el personal en sus actividades diarias, así que es mejor optar por un ramo más pequeño.

Algo muy importante a tener en cuenta son las alergias. Asegúrate de que las flores que compras son antialérgicas. No solo por el bien de quien va a recibir las flores, recuerda que probablemente esté en una habitación con otros pacientes. Estos pacientes, el personal del hospital, las visitas y otros familiares son algunas de las muchas personas que pueden entrar en la habitación del destinatario y pueden ser alérgicas. Ve a lo seguro y elige flores hipoalergénicas como claveles, narcisos, hortensias, orquídeas o peonías.

Consigue recipientes resistentes. Los jarrones de cristal y cerámica son bonitos, pero son propensos a romperse si se golpean contra el suelo. Los recipientes florales de plástico, mimbre o metal son una mejor opción para las habitaciones de hospital.

Está comprobado que las personas que reciben flores en lugar de otros regalos son más felices y siguen siéndolo durante más tiempo. ¡Ese es el poderoso efecto que tienen las flores! Así que ya sabes cómo elegir las mejores flores para llevar a un hospital, pídelas en la web de Vanity Flor y desea a tu ser querido que se recupere pronto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.