4 Fiestas de arte con flores en España

Fiestas de arte con flores

 

En España tenemos distintos festivales de flores por toda nuestra geografía donde profesionales de la floricultura y aficionados muestran las distintas formas de arte que crean con plantas y flores, desde majestuosas esculturas, o tapetes impresionantes hasta estructuras y arreglos increíbles.

Hoy en Vanity Flor vamos a dar un repaso por los festivales más conocidos.

 

Temps de Flors – Gerona (Cataluña)

 

Fiestas de arte con flores

 

En 1954 se celebró en el Teatro Municipal de Gerona por primera vez una exposición de ramos de flores y plantas, que tuvo tanto éxito que desde 1956, y en distintas localizaciones, se viene celebrando todos los años en mayo para celebrar la primavera.

Lo que empezó como una pequeña exposición se ha convertido hoy día en un festival que incluye, además de la exposición de flores, otras actividades artísticas complementarias. Actualmente el festival Girona, Temps de flors se compone principalmente del concurso de flores, el de fotografía y el de escaparates. Además, desde 1958 se presenta cada edición con un cartel hecho por un artista.

Durante el tiempo que dura este festival se exponen patios y jardines y se marca un itinerario a seguir por esos espacios, tanto públicos como privados. Los vecinos y comerciantes de la ciudad decoran sus calles, patios y casas con miles de flores que junto a las composiciones florales de artistas de todo el mundo, logran transformar la ciudad en una obra de arte.

 

Patios de Córdoba (Andalucía)

 

Fiestas de arte con flores

 

El Festival de los Patios Cordobeses es un concurso de patios de casas que se celebra en Córdoba normalmente durante la segunda y tercera semana del mes de mayo.

Se tiene constancia que el primer concurso tuvo lugar en 1921, pero no fue hasta 1933 que se hizo realmente popular, presentándose 16 patios de la ciudad a concurso. Ya en los años 50 se consolidó como concurso, en 1980 fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, y en 2012 Patrimonio Inmaterial Cultural de la Humanidad por la Unesco.

Los participantes decoran con flores y plantas sus patios y los abren gratuitamente para que puedan ser visitados dentro de un horario establecido. En los últimos años, los patios que concursan se señalan con macetas de setos en las puertas, de modo que puedan ser identificados de manera clara y no se confundan con otros patios.

En el concurso de Patios de Córdoba, organizado por el Ayuntamiento, se puede participar en dos categorías: la primera “patio tradicional”, y la segunda “patio de construcción moderna”.

 

Cerezos en Flor – Valle del Jerte (Extremadura)

 

Fiestas de arte con flores

 

A principios de la primavera, en la segunda quincena de marzo, en el Valle del Jerte, en Cáceres (Extremadura) podemos ver el espectáculo de la floración de sus árboles de cerezo.

En esta fiesta del Cerezo en Flor, más de un millón y medio de árboles florecen tiñendo el valle de blanco. La mejor manera de apreciarlos es hacer un recorrido por los pueblos que componen el Valle, para así disfrutar de las diferentes perspectivas. Hay que tener en cuenta que normalmente los cerezos no florecen todos a la vez, si no que primero florecen los que se sitúan en zonas más bajas y poco a poco van floreciendo el resto que están en zonas más altas.

Esta fiesta es una celebración popular que trata de reflejar la vida de toda una comarca, tanto del pasado como del futuro. Para ello se organizan todo tipo de actividades que sirven de escaparate de su cultura, gastronomía, tradiciones y forma de vida.

 

Batalla de Flores – Laredo (Cantabria)

 

Fiestas de arte con flores

 

La Batalla de Flores es la fiesta popular más importante de la localidad cántabra de Laredo, en España. Se celebra el último viernes de agosto desde el año 1908 y está declarada Fiesta de Interés Turístico desde 1965 y Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 2011.

Esta fiesta nació como despedida del verano llena de refinamiento artístico y sofisticación, pues Laredo a principios del siglo XX era el destino turístico de la burguesía, lo que contribuyó a la organización de todo tipo de festejos y celebraciones llenos de buen gusto, elegancia y distinción que caracterizaba a esta clase social.

Las Carrozas, las grandes protagonistas de la Batalla de Flores, que aunque conservan su concepto original, han pasado de ser simples objetos decorados sobre plataformas móviles arrastradas por animales, a grandes estructuras decoradas con flores.

La Noche de la Flor, que es la víspera a la Batalla, es cuando se puede ver a los colaboradores trabajando en sus Carrozas con los nervios de última hora. Y al día siguiente, a las cinco y media de la tarde tres estallidos de pólvora señalan el comienzo del desfile, donde los carrocistas muestran sus obras, que quedarán expuestas al final del circuito durante ese fin de semana. Como colofón final a las doce de la noche se realiza un espectáculo de fuegos artificiales, donde miles de personas se dejan arropar por un manto multicolor que dará inicio a una larga noche de diversión por toda la localidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.