¿Por qué nos disfrazamos de Catrina?

Halloween y las catrinas

Se acerca Halloween y aunque no es una fiesta tradicional en España, cada vez tiene más peso en nuestro país y son mas las personas que salen a la calle disfrazadas para disfrutar de la noche víspera del día de todos los Santos.

Es una festividad importada de los Estados Unidos en la cual, la noche del 31 de octubre, niños y mayores se disfrazan y piden caramelos por las puertas de los vecinos con la frase “truco o trato”.

La temática de los disfraces en España suele ser basada en películas de terror o personajes ficticios que den miedo. Pero ¿por qué nos disfrazamos de catrina? Aunque parezca un simple disfraz de calavera bonito, esconde una tradición muy arraigada en México, que es de donde procede. Se ha convertido de los disfraces más recurrentes en la noche del 31 así que en Vanity Flor te queremos mostrar de dónde viene esta tradición, conocer un poco más sobre las costumbres mexicanas y cómo poder disfrazarte de Catrina.

 

¿Cuál es el origen de las Catrinas?

 

Halloween y las catrinas

 

La Catrina, aunque nos cueste creerlo es un personaje sacado de una caricatura, creado en México por el ilustrador José Guadalupe Posada en el año 1912. Para los mexicanos, el Día de los Muertos es una de las festividades nacionales más celebradas. En ella decoran con altares llenos de comida y flores para honrar tributo a sus familiares fallecidos.

El nombre original era “La Calavera Garbancera”, por los vendedores de garbanzo de la zona y el personaje surgió como burla a la población indígena que era más rica y que se dedicaba a vender esta legumbre y que se avergonzaba de sus orígenes pobres y no querían recordar que sus padres y abuelos no habían tenido recursos económicos y buscaban parecerse a los aristócratas europeos de la época. Este personaje lo que representaba era que aunque fueses rico o pobre, al final todos íbamos a acabar muertos.

Años más tarde, en 1957, el famoso pintor Diego Rivera fue el que le puso el nombre de Catrina, al cual le encantó este personaje de caricatura creado por José Guadalupe Posada y la plasmó en su obra. La llamó así porque “Catrín”, en América central, significa que tiene dinero y que es elegante y presumido.

Así es como de una crítica y burla social aparece un personaje que se ha hecho famoso en todo el mundo entero. En los últimos años con películas como Coco de Disney, han vuelto a poner de moda el Día de los Muertos y las tradiciones mexicanas.

 

El disfraz de Catrina

 

Halloween y las catrinas

 

Es un disfraz muy llamativo, por eso en los últimos años ha tenido tanto éxito y se basa en el uso de las flores hasta en el maquillaje. Lo que más lo caracteriza es un tocado o diadema floral en la cabeza y este puede decorarse con cualquier flor que sea colorida.

Las rosas ya abiertas son las más utilizadas para adornar la cabeza. Puedes usarlas de cualquier color y si las usas naturales le darán un acabado muy especial y único. También puedes usar rosas preservadas si quieres guardarlas para volver a usarlas en otro momento o quieres luego reutilizarlas como decoración para tu casa.

Si quieres ser más original puedes ponerte un sombrero de ala ancha haciendo alusión a la garbancera y atraerás todas las miradas de las personas que encuentres a tu paso.

Con respecto al maquillaje, la cara va en fondo blanco para evocar a una calavera y los ojos se pintan con dos círculos negros grandes, para hacer la cuenca del ojo del esqueleto y es muy importante que en el borde le pintes unos pétalos para que parezcan dos flores grandes. Si quieres ir más auténtica, pinta los pétalos en color anaranjado porque representan a la flor de Cempasúchil. Esta flor es muy importante en la cultura mexicana, porque es la que se utiliza en la decoración de los altares en el Día de Muertos. La tradición marca que esta flor es la que se utiliza en el camino hacia el más allá y se considera un símbolo entre el mundo terrenal y la muerte.

Con respecto a la vestimenta, te puedes copiar de los vestidos tradicionales mexicanos. La parte de arriba con muchas flores bordadas, los hombros al aire y un gran volante que los rodee y una falda con vuelo larga. O simplemente ponerte un vestido negro elegante, y si es largo mejor.

 

No olvides que es un disfraz basado en una tradición real, que hoy día se sigue celebrando y que forma parte de la cultura mexicana.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.