¿Cómo conservar un ramo de novia después de la boda?

conservar un ramo de novia

 

Junto con la amplia variedad de vestidos de novias que actualmente existen para todos los gustos y los numerosos peinados que podemos elegir para nuestra boda, el ramo de novia es uno de los elementos más complicados de escoger, pero también uno de los más vistosos. La cuestión es que, a diferencia de los dos primeros, con el paso de los días, las flores se marchita, algo que no ocurre con los ramos de novia preservados, que se mantienen perfectos un mínimo de 5 años.

Afortunadamente, hoy en día existen muchos métodos para conservar un ramo de novia después de la boda y disfrutar de él muchos años, como un recuerdo importante de uno de los días más especiales de tu vida. Es cierto que puedes encargar este trabajo a la misma floristería que se haya encargado de elaborarlo, pero también lo es que puedes hacerlo tú misma en casa.

Pero además de existir distintos métodos para secar ramos de novia, también hay diferentes formas de conservarlos más allá de colocarlos en un jarrón. Solamente tienes que elegir el sistema de conservación más adecuado en función de lo que quieras hacer con ellas, ya sea colocarlas en una cúpula de cristal, entre las páginas del libro de los recuerdos de la boda o enmarcarlo en un cuadro. Hoy, en Vanity Flor te contamos cómo cómo conservar un ramo de novia y cuáles son los mejores métodos.

 

conservar un ramo de novia

 

 


Los mejores métodos para conservar ramos de novia después de la boda


 

La mejor forma de conservar un ramo de novia es comenzar el proceso inmediatamente después de la boda, ya que de esta forma conservará mejor su belelza y su color. Pero si esto no es posible porque vas a marcharte de luna de miel, llévalo a un profesional para que lo haga o coloca el ramo dentro de una bolsa de plástico en la nevera, evitando siempre que las flores se mojen y cerrando bien la bolsa para que no se forme moho. Una vez que tengas tiempo para iniciar el proceso de secado, hazlo. Intenta que sea cuanto antes.

Por supuesto, elijas el método de conservación que elijas, es muy importante que lo hagas con paciencia, ya que se trata de una labor 100% de artesanía y las prisas solamente harán que el ramo se estropee. Ten en cuenta que será un recuerdo único de vuestra boda, por lo que es necesario que te tomes el tiempo necesario tanto para secar las flores como para cada detalle que quieras incluir en la composición que deseas crear.

 

 


Secar las flores colgando el ramo boca abajo

 

conservar un ramo de novia

 

Este es uno de los métodos para conservar ramos de novia más populares que existen. El mejor si se trata de un ramo de flores muy voluminosas. Lo único que tienes que hacer es ponerlo boca abajo en un lugar oscuro y donde no haya corrientes de aire. Por ejemplo, en un armario.

Es fundamental que el estado de las flores sea bueno antes de empezar a trabajar. Es normal que el ramo sufra durante la ceremonia y el banquete. No obstante, no tienes que preocuparte por ello, ya que solamente debes pensar en disfrutar.

Una vez terminada la ceremonia, podrás quitar las flores y las hojas que no estén en buenas condiciones y todas aquellas hojas que se encuentren en el último tercio del tallo. Si son rosas, retira también las espinas. Para que se sequen mejor, divide el ramo en pequeños bouquets y colócalos de manera que las flores se encuentren a distintas alturas y átalas.

A medida que vayan pasando los días, deberás ir aplicando laca o barniz tranaparente en spray sobre las flores hasta que estén completamente secas. De esta manera, no solamente durarán para siempre, sino que además las protegerás del polvo y evitarás que las flores se rompan. Este proceso de secado dura unas tres semanas.

 

 


Secar las flores con gel de sílice

 

conservar un ramo de novia

 

Puedes comprar gel de sílice en una droguería y aplastarlo con un rodillo hasta que solamente queden pequeños fragmentos, como si fuera polvo. La idea es que que llegue a todos los poros de las flores. Coloca el ramo en un recipiente de cristal y pon las partículas de gel de sílice en la base del mismo en el interior. Reparte después el gel de sílice sobre las flores.

Después de unos días, deberás verificar que el gel haya absorbido toda la humedad de las flores. Si es así, estará seco y solamente te quedará retirar los restos de gel de las flores con ayuda de un pincel. Es importante que lo hagas con mucho cuidado para que ninguna flor se rompa.

Debes tener en cuenta que todos los tipos de flores, una vez que se han secado, varían de color. Si las flores de tu ramo de novia son de color intenso, se volverán más oscuras, si son blancas o de color marfil, se tornarán amarillentas y si son rosas o lilas, lo más probable es que el color desaparezca o que quede muy tenue. No obstante, con el método de conservación con gel de sílice, el color se mantendrá lo más posible.

 


Seca las flores con glicerina

 

 

También hay quienes prefieres usar glicerina para conservar los ramos de novia. No obtante, debes tener en cuenta que es un método que hace que las flores queden oscurecidas, por lo que no es el mejor si tienen ya de por sí un color intenso. Para lo que sí es perfecto es para las ramas y hojas. La glicerina se puede comprar en una tienda de manualidades o en una farmacia.

Llena un recipiente con agua y glicerina a partes iguales. Introduce las hojas y las ramas y déjalas ahí varios días.  Cuando las saques dle líquido, lávalas un poco con jabón y sécalas inmediatamente.

 

 


Secar las flores en una caja con arena

 

conservar un ramo de novia

 

Coge una caja donde el ramo pueda caber perfectamente sin quedar aprisionado y pon una base de 4 cm de arena. Después mete el ramo y cúbrelo de arena por completo, rellenando todos los huecos. Guarda la caja y no la muevas durante 3 meses. Una vez transcurrido este tiempo, podrás sacar el ramo y limpiarlo bien con un secador del pelo. Estará listo para colocarse en una caja o en una vitrina.

 

 


Prensar las flores

 

conservar un ramo de novia

 

El prensado es el mejor sistema de secado para ramos de novia si lo que quieres es enmarcarlo en un cuadro, ponerlas en un álbum, guardarlas en una caja o hacer manualidades con ellas. No obstante, solamente lo recomendamos para flores que tienen pocos pétalos.

Si te decantas por este método, deberás despiezar el ramo por completo, ya que cada flor debe ser prensada por separado. Colócalas entre hojas de periódico o papel higiénico y ponles peso encima, como cajas o libros. El proceso tardará normalmente entre 25 y 30 días, aunque puede variar en función de la humedad y de la temperatura de la zona en la que vivas. En este tiempo, deberás ir revisando que todo va bien y si los papeles de periódico están húmedos o mojados, es importante que los reemplaces.

Si quieres acelerar el secado, puedes usar el horno o el microondas. Eso sí, debes probar primero con una flor para comprobar el tiempo y la potencia. Una vez estés completamente segura de cómo secarlas, hazlo y después ponlas en papel de periódico y prénsalas durante 2 ó 3 días.

 

 

Si tienes pensado hacer un cuadro con las flores secas de tu ramo de novia, mientras el proceso sigue su curso, puede sir preparando el coporte en el que las quieres colocar. En el marco puedes poner alguna cartulina de un color que te guste o, incluso, una foto de vuestra boda que te guste. Por ejemplo, las fotos en blanco y negro de los novios suelen quedar muy bien como fondo. Además, en la foto puedes incluir vuestros nombres y la fecha del enlace si lo deseas.

 

conservar un ramo de novia

 

Para el marco, lo ideal es elegir uno sencillo para que, de esta forma, todo el protagonismo se lo demos al ramo. Con uno de un color que pegue con la estancia, que lleve cristal y un cartón duro es suficiente.

Una vez que las flores estén secas, solamente tendrás que pegarlas con cola sobre la cartulina o la foto que hayas elegido, y ésta sobre la base del marco. Puedes crear un diseño completamente nuevo, pero si quieres que quede igual que como era el ramo, lo mejor es que hagas una foto del ramo original antes de iniciar el proceso para que puedas tener indicaciones a la hora de montarlo. Cuando esté listo, puedes poner el cristal del marco o dejarlas al aire si lo prefieres, aunque tienes que tener en cuenta que con el marco estarán más protegidas.

 

 


Todos estos métodos para conservar un ramo de novia no solamente pueden aplicarse al ramo, sino también a todos aquellos recuerdos especiales de tu boda que estén hechos con flores, como el prendido del novio, el tocado o la diadema que vas a llevar en el pelo.

Si vas a hacer un cuadro o cualquier otra manualidad con ellos, puedes incluir, por ejemplo, la carta que leistéis durante la ceremonia, alguna joya de la familia o cualquier otro elemento que haya tenido un simbolismo especial y que desees conservar. Con ellos, podrás crear composiciones espectaculares. Eso sí, evita no recargar el cuadro en exceso, ya que la idea es que el ramo sea el verdadero protagonista. De esta forma, cada vez que mires el cuadro, podréis revivir todas aquellas emociones que vivistéis en ese día tan especial.

No obstante, si lo que quieres es conservar tu ramo de novia en un jarrón y los métodos de secado no terminan de convencerte, también puedes decantarte por comprar un ramo de novia preservado, que ya han sido sometidos a un cuidado tratamientos para que mantengan su belelza. Completamente naturales. Podrás disfrutar de él de la misma manera en que lo luciste en tu boda. Con una duración garantizada de 5 años y de 10 años si no se someten a altas condiciones de humedad y no se exponen directamente a los rayos del sol.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.