5 Curiosidades de Islandia, el país más feminista del mundo

curiosidades de Islandia

 

Islandia, a pesar de ser una isla, no está aislada del progreso hacia la igualdad de género. Al igual que ocurre en todo el mundo, el progreso que se va consiguiendo poco a poco puede atribuirse en primer lugar a la solidaridad de las defensoras de los derechos humanos que desafían y protestan contra el monopolio del poder en manos de los hombres y el poder de los hombres sobre las mujeres.

Pero ¿cuál es el secreto del éxito de Islandia? ¿Cuáles son las lecciones aprendidas? En resumen, que la igualdad de género no se consigue por sí sola. Requiere de acción colectiva y de la colaboración entre las defensoras de los derechos humanos, la voluntad política y de herramientas como la legislación, los presupuestos de género y las cuotas.

Hoy Vanity Flor, con el espíritu del Día de la Mujer presente, te va a contar 5 cosas que deberíamos aprender de Islandia, el país más feminista del mundo.

 

1. LA IGUALDAD DE LA MUJER ESTÁ LITERALMENTE PROTEGIDA POR LA LEY 

La Ley de Igualdad de Condición y Derechos de Mujeres y Hombres es la razón por la que la igualdad de género es un sello distintivo de la cultura islandesa. La ley, establecida en el año 2000, fue renovada en 2008 con el objetivo general de alcanzar la igualdad de derechos en toda la sociedad. Esta ley incluye información sobre la igualdad de género para que la Administración y las empresas la sigan.

Dentro de la ley hay nueve áreas definidas de discriminación de género. Identifica las diferencias entre la discriminación de género indirecta y directa, reconoce las diferencias salariales y reconoce que la violencia de género es perjudicial para la sociedad.

 

2. LA «IGUALDAD SALARIAL POR IGUAL TRABAJO» ES OBLIGATORIA, CASI

Cuando los islandeses se enteraron de que pasarían otros 122 años antes de cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres al ritmo actual, les pareció inaceptable. Los legisladores pasaron a la acción, anunciando el Día Internacional de la Mujer que Islandia exigiría a las empresas que demostraran que pagan a sus empleados igual salario por igual trabajo, o pagarían una multa.

A principios del 2018 se aprobó esta ley, y las empresas tienen hasta el 2022 para erradicar por completa la brecha salarias entre hombres y mujeres.

 

3. LOS CONSEJOS DE ADMINISTRACIÓN DE LAS EMPRESAS DEBEN INCLUIR AL MENOS UN 40% DE MUJERES

El artículo 15 de la Ley de Igualdad de Condición y Derechos entre Mujeres y Hombres establece que ningún consejo de administración de una empresa pública o consejo o comité gubernamental puede tener menos de un 40% de igualdad de género.

La ley también establece que toda empresa con más de 25 empleados debe contar con un programa de igualdad de género, que revisará los objetivos cada tres años.

 

4. LA MEJOR POLÍTICA DE PERMISO PARENTAL DEL MUNDO 

Islandia tiene la mejor política de maternidad/paternidad del mundo. La ley oficial, creada en 2000, se conoce como Ley Islandesa de Permiso de Maternidad/Paternidad y Parental. La propia ley se modificó en 2006, aumentando el permiso parental de seis a nueve meses.

El gobierno cubre el permiso parental por nacimiento, adopción y acogida para todos los empleados de Islandia, incluso para los autónomos, pagando el 80% del salario ganado a los nuevos padres. Los padres se reparten el tiempo del permiso a partes iguales para garantizar que los niños crezcan con el mismo cuidado por parte de ambos padres, y que los lugares de trabajo estén equilibrados. Esta política es realmente el estándar de oro del cuidado parental, que el resto de países deberían copiar.

 

5. DESDE EL PREESCOLAR HASTA LA UNIVERSIDAD, LOS NIÑOS APRENDEN QUE LA IGUALDAD DE GÉNERO ES IMPORTANTE

El artículo 23 de la Ley de Igualdad de Condición y Derechos de Mujeres y Hombres establece que la igualdad de género debe enseñarse en las escuelas a lo largo de todos los niveles educativos.

Eso significa que desde la educación más temprana hasta la universidad, que por cierto es gratuita, todos los deportes, clases y formas de escolarización deben incluir y practicar la igualdad de género. Islandia tampoco tiene tiempo para libros o tareas sexistas.

Y es que históricamente, existía la idea de “mujeres fuertes” en Islandia. En la sociedad pagana, las mujeres eran sacerdotisas y oráculos, poetas y maestras de las runas, comerciantes y médicas, y gozaban de respeto en la sociedad. Esta diversidad religiosa terminó con la llegada del cristianismo.

Las mujeres comenzaron a luchar por sus derechos. Lo consiguieron en parte en 1914 y 1915, cuando se concedió a las mujeres el derecho legal a ser sacerdotes protestantes, y el derecho a votar y a presentarse como candidatas políticas. Sin embargo, existía una enorme brecha entre el desarrollo legal y las normas culturales y la realidad social. Esta situación se mantuvo hasta que un gran grupo de mujeres de los círculos universitarios y otras áreas de conocimiento entraron en acción. Fue entonces que el feminismo se convirtió en un movimiento de masas en los años 60 y 70, uniendo a las mujeres en su lucha por la igualdad de derechos e influyendo en la política.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.