Los 12 peores regalos para San Valentín

peores regalos para San Valentín

¿Sabías que el 50% de los hombres y el 80% de las mujeres esperan que sus parejas les hagan regalos para San Valentín? Pero aún hay más. Y es que el 53% de las mujeres asegura que estaría dispuesta a romper su relación si su pareja no tiene un detalle con ellas en esta día tan especial.

Por eso, es normal que, actualmente, el 20% de los hombres afirmen que se sienten obligados a hacer un regalo a sus parejas el 14 de febrero aunque realmente no les guste esta celebración. La mayoría de las veces, los hombres se decantan por enviar flores a domicilio o regalar un peluche, una joya, una escapada o una sesión de belleza o spa.

Es cierto que se trata de regalos bastante clásicos, pero siempre son un éxito asegurado. Y, por supuesto, siempre es mejor que hacer alguno de los regalos que te mostramos a continuación y que, en nuestra opinión, son los peores regalos para San Valentín que puedes hacer a tu pareja. Recuerda que tu obsequio debe ser divertido, alegre y demostrar a tu pareja lo mucho que la quieres y no ser algo que a leguas se note que has elegido para salir del paso.


1. Un perfume barato o (peor) de imitación


perores regalos para San Valentín

Es cierto que muchas de las mejores cosas de la vida son gratis o muy baratas, pero los perfumes no son una de ellas. Si estás pensando en regalarle un perfume a tu pareja por San Valentín, recuerda que la calidad es más importante que la cantidad. Es mejor gastar un poco más y asegurarte de que le encantará.


2. Un ramo de flores penoso


peores regalos para San Valentín

Comprar un ramo de flores en una gasolinera porque has olvidado el día de San Valentín no es una buena idea. No hay nada mejor para decir «te quiero» que un precioso ramo de rosas rojas. Recuerda que Vanity Flor realiza envíos de flores a domicilio el mismo 14 de febrero, incluso cuando cae en domingo. Haz tu pedido en unos minutos desde tu ordenador, móvil o tablet y nosotros lo haremos llegar en unas horas.

Si cuentas con un presupuesto más ajustado y no puedes permitirte un ramo completo, la mejor opción son nuestros packs con rosas, que incluye un pequeño ramillete y una caja de bombones, un peluche o una botella de vino o cava. Ninguna mujer podría resistirse a un regalo como este.


3. Camiseta de fútbol de tu equipo favorito


peores regalos para San Valentín

A menos que tu pareja sea fan del mismo equipo de fútbol que tú, jamás le hagas este regalo para San Valentín. Puede que a ti te apasione ir a animar a tu equipo al campo de juego siempre que puedes, pero si a tu pareja no le gusta, no colará que intentes regalársela para que te acompañe.


4. Un vale


peores regalos para San Valentín

Jamás le regales a tu pareja un vale para tu libería o para un restaurante normalucho. Estos regalos solamente demuestran que te has esforzado muy poco. Si quieres que tu regalo de San Valentín sea más personal, elige uno para una sesión de spa, para una escapada o para una cena en un restaurante bueno. De esta forma, ella se dará cuenta de que has tenido en cuenta sus gustos y tus esfuerzos se verán recompensados.


5. Una taza o un cojín personalizados


peores regalos para San Valentín

Los artículos personalizados tienen cierta gracia, pero no debe abusarse de ellos. Es verdad que, en un primer momento, suelen recibirse con cierta ilusión, pero al final acaban en el armario o en el trastero porque da vergüenza mostrarlos en público. Lo cual no resulta extraño si pensamos que, la mayor parte de las veces, las fotossalen deformadas o con una mala resolución. Por eso, son uno de los peores regalos para San Valentín.


6. Una tarta de supermercado


peores regalos para San Valentín

En los días previos al 14 de febrero los supermercados nos avasallan con todo tipo de artículos especialmente pensados para esta celebración, pero esto no quiere decir que sean buenos regalos para San Valentín.

Las tartas industriales no suelen tener mucho sabor y además dan la impresión de que la has comprado por salir del paso. Si quieres hacer un regalo de este tipo, acude a una buena pastelería o elabóralo tú mismo. Por ejemplo, puedes hacer un cupcake en forma de corazón y decorarlo con un bonito mensaje.


7. Set de limpieza o electrodomésticos


peores regalos para San Valentín

Los sets de limpieza y los electrodomésticos, por mucho que te empeñes, no son un buen regalo para para San Valentín ni para ninguna otra fecha especial. Hacerlo equivale a burlarse de los estereotipos de género, lo cual no tiene nada de gracioso y menos de romántico. Recuerda que el día de San Valentín, más que ningún otro, es un día para hacer regalos que hagan ilusión.

Esto no significa que no puedas hacer regalos prácticos, pero aquellos relacionados con las tareas del hogar nunca son opciones a tener en cuenta si no quieres verte soltero el próximo 14 de febrero.


8. Herramientas de bricolaje


peores regalos para San Valentín

Al igual que ocurre en el caso de los artículos del hogar para las mujeres, aunque a tu novio o esposo le encanten las tareas de bricolaje, las herramientas no son un buen regalo para San Valentín. Incluso aunque se trate del martillo perforador más moderno y fantástico del mercado, ten por seguro que no le hará tanta ilusión.


9. Bisutería


peores regalos para San Valentín

La bisutería es, sin duda, uno de los peores regalos para San Valentín a menos que ella sea una mujer sencilla que huye de la ostentación. Con esto no queremos ser materialistas, ya que lo importante es la intención, pero recuerda que si quieres regalar una joya de oro, plata o platino, tiene que ser de verdad y no una imitación.

Como consejo, te diremos que los diamantes no son el único mejor amigo de la mujer, como dice la canción. Hay muchas más opciones que pueden ser un acierto para esta ocasión. Lo fundamental es que la pieza que elijas sea sencilla y elegante al mismo tiempo.


10. Pijama para dos


peores regalos para San Valentín

No cabe duda de que pasar el día de San Valentín juntos es una de las formas más románticas de disfrutarlo. Sin embargo, esto no quiere decir que debáis comportaros como siameses. Aunque hay algunas parejas que disfrutan llevando conjuntos de ropa combinados, esos pijamas dobles pensados para que los dos os podáis meter dentro no son una buena idea. De hecho, lo más probable es que te lo tire a la cara o que salga corriendo cuando lo vea.


11. DIY que suben el azúcar


peores regalos para San Valentín

Los regalos hechos a manos y con mucha ilusión son de los mejor recibidos, pero recuerda que la línea que separa el romanticismo de la cursilería es demasiado delgada. Por ejemplo, una foto enmarcada de los dos que os traiga bellos recuerdos o una carta de amor hablando de los mejores momentos vividos juntos son buenas opciones, pero un busto hecho a mano de su cara o una poesía demasiado empalagosa ten por seguro que no lo son.


12. Un autorregalo encubierto


peores regalos para San Valentín

Muchas personas tienden a pensar que aquello que les encanta a ellos son un magnífico regalo para su pareja. Si tu pareja odia los videojuegos o no lee nunca y decides comprarle un libro, no dudes que, además de no gustarle, pensará que no has tenido en cuenta sus gustos y que realmente te acabas de hacer un autorregalo.


¿Alguna vez te han hecho estos regalos para San Valentín? ¿Cuál es el peor regalo que te han hecho nunca? En Vanity Flor, te animamos a compartirlo con nosotros. Si quieres darle una bonita sorpresa a tu pareja por San Valentín, te recomendamos leer estas ideas originales que te encantarán. Además, puedes descubrir cómo organizar una cena romántica perfecta y que ambos disfrutéis de un San Valentín inolvidable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.