Infusiones con plantas aromáticas

infusiones con plantas aromáticas

 

¿Infusiones de hierbas, tés o tisanas? ¿Crees que todas estas palabras hacen referencia a lo mismo?

La palabra tisana significa infusión de hierbas y es la forma más sencilla y perfecta de disfrutar del sabor refrescante y revitalizante de las hojas, flores y semillas de las plantas aromáticas.

La palabra «té» se ha confundido y a veces se intercambia con la palabra «infusión». En sentido estricto, las infusiones de hierbas no deberían llamarse tés, y sólo deberían utilizarse los términos infusiones o tisanas. Todos los tés, desde el té negro tradicional y el de hierbas hasta las mezclas afrutadas, son técnicamente infusiones; es decir, el agua caliente se infunde con los sabores de las hojas, frutas y hierbas en remojo. Mientras que el té es una infusión particular de hierbas y se refiere únicamente a una infusión de las hojas de la planta del té o camellia sinensis.

Las infusiones de hierbas pueden elaborarse a partir de diferentes plantas, cada una de ellas distinta en cuanto a su sabor y propiedades, así como en cuanto a la forma y el lugar en que crecen.

Hoy en Vanity Flor te vamos a enseñar qué plantas aromáticas podemos utilizar para hacer deliciosas infusiones.

 

Albahaca sagrada (Tulsi)

 

infusiones con plantas aromáticas

 

El tulsi es la hierba sagrada de los hindúes. Las hojas se utilizan para hacer una infusión que tiene un delicado sabor a clavo y menta. Es muy beneficiosa para la salud y el bienestar y es una de las hierbas clave en la medicina ayurvédica (sistema médico tradicional practicado en la India).

 

Caléndula

 

infusiones con plantas aromáticas

 

La caléndula es una gran fuente de antioxidantes, flavonoides y vitamina C. Sus pétalos de color naranja brillante contienen propiedades antisépticas, antifúngicas y antibacterianas que favorecen la curación. Como los pétalos son de sabor neutro, aporta beneficios medicinales y decorativos a las infusiones.

 

Cardamomo

 

infusiones con plantas aromáticas

 

La infusión elaborada a partir de las semillas de cardamomo tiene un sabor complejo que puede describirse como cítrico, de menta, de especias y de hierbas, además de ser muy aromático. Se utiliza en la medicina ayurvédica por sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antiespasmódicas, que suelen emplearse para tratar la retención de orina y los trastornos estomacales.

 

Cilantro

 

infusiones con plantas aromáticas

 

La infusión de las semillas del cilantro es muy aromática. El cilantro tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que son buenas para el sistema digestivo, reduciendo las flatulencias, estimulando el apetito y ayudando a la secreción de jugos gástricos.

 

Cúrcuma

 

infusiones con plantas aromáticas

 

La cúrcuma se utiliza con fines medicinales desde hace miles de años.  La raíz se utiliza para hacer una infusión que es ligeramente aromática y tiene aromas de naranja o jengibre. Tiene un sabor terroso y suave que añade profundidad a las infusiones. Es una importante hierba ayurvédica utilizada para tratar inflamaciones, tos y trastornos gástricos.

 

Hinojo

 

infusiones con plantas aromáticas

 

Una infusión elaborada a partir de las semillas del hinojo sabe a anís con un sutil sabor a regaliz. Tiene un aroma relajante y un regusto ligeramente amargo. La infusión facilita la digestión y ayuda a prevenir la acidez, la hinchazón, los calambres de estómago y el estreñimiento.

 

Jengibre

 

infusiones con plantas aromáticas

 

El jengibre es utilizado por los antiguos herbolarios indios y chinos para muchas dolencias. Una infusión hecha con sus raíces estimula el corazón y calma el estómago. Las investigaciones sugieren que el jengibre puede aliviar las náuseas causadas por el embarazo o la quimioterapia. En la medicina ayurvédica se utiliza como cura para el cólera, la anorexia y el hígado inflamado.

Manzanilla

 

infusiones con plantas aromáticas

 

Una infusión hecha con las flores de la manzanilla ayuda a calmar la ansiedad, también ayudan si tienes problemas para conciliar el sueño debido a sus propiedades calmantes. Tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas que ayudan a aliviar el dolor de estómago y, como gárgaras, las llagas en la boca. La infusión de manzanilla es dulce y puede tomarse caliente o fría.

 

Menta

 

infusiones con plantas aromáticas

 

La clásica infusión de hojas de menta, o poleo (que es un tipo de menta) sigue siendo una de las mejores, no sólo por su sabor, sino porque ayuda a estimular el proceso digestivo y a relajar el tracto digestivo. Alivia la hinchazón y los calambres dolorosos causados por la indigestión.

 

Romero

 

infusiones con plantas aromáticas

 

Las finas hojas del romero se utilizan para preparar una infusión que es lo último en estímulos: es un gran calmante para el estrés, alivia los dolores de cabeza (y las resacas) e incluso se dice que restaura la memoria. Su inimitable aroma puro y limpio procede de los aceites de las hojas, que son antibacterianos y antifúngicos, lo que la convierte en un eficaz remedio contra la halitosis.

 

Te hemos presentado 10 plantas aromáticas con las que hacer infusiones, pero asegúrate de que sólo haces infusiones con plantas que son comestibles. Es importante recordar que algunas hierbas pueden ser perjudiciales si se consumen en exceso, o si las infusiones se dejan reposar demasiado tiempo. Combinar las hierbas equivocadas también puede ser peligroso.

Por esta razón, Vanity Flor recomienda seguir recetas de fuentes fiables y prestar atención a las advertencias que se dan.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.