El Día del Pilar: ¿por qué se celebra y se hacen ofrendas de flores?

Día del Pilar

 

Hoy, en Vanity Flor te vamos a hablar del Día de Nuestra Señora del Pilar, una de las fiestas de España donde las flores juegan un papel importante.

La Virgen del Pilar es considerada la Patrona de Aragón y de su capital, Zaragoza, y también es la Patrona de la Guardia Civil. Su fiesta es el 12 de octubre, así que coincide con el Día de la Hispanidad, que es fiesta nacional en España.

Durante la semana que precede a esta fecha oficial, Zaragoza se llena de música, desfiles, flores y teatro en honor a la Virgen del Pilar. La patrona de España es honrada con abundancia de flores mientras se recuerda y celebra la historia y la cultura de España. Senderos de rosas, lirios, orquídeas y gladiolos se dirigen a la Plaza del Pilar como ofrenda a la Virgen.

 

ORIGEN

El motivo de esta fiesta reconocida internacionalmente tiene su origen en el año 40 d.C., cuando el Apóstol Santiago llegó a esta zona para difundir el cristianismo entre la población, que en aquel entonces era sobre todo pagana.

En su viaje por territorio aragonés, en la víspera del 2 de enero, se supone que la Virgen María se le apareció en un pilar de mármol y le dijo que sus esfuerzos tendrían recompensa, y le pidió que construyera una iglesia en el terreno en el que se encontraba. Inicialmente se construyó una capilla alrededor del pilar, seguida de iglesias cada vez más grandes a lo largo de los siglos. Hoy en día, en ese mismo lugar se encuentra la magnífica Basílica de Nuestra Señora del Pilar, diseñada en 1681. En el siglo XVIII se realizaron importantes reformas y las torres de la basílica no se completaron hasta el siglo XX.

El pilar sobre el que descendió la Virgen está expuesto en el interior de la Capilla Santa de la Basílica. Esto atrae a cientos de peregrinos cada día que llegan para besar un pequeño trozo del pilar que no está protegido.

 

FESTEJOS

Durante esta maravillosa celebración de la cultura y la historia, la música y la danza toman las calles. La música no se ciñe a un tipo concreto y puedes escuchar reggae, jazz, pop, rock y folk, por nombrar sólo algunos.

También es muy común que alguien se arranque a bailar flamenco, pero sin duda el baile por excelencia de la región es la jota. Este baile se remonta al siglo XVII, aunque ha cambiado un poco su forma original. Sin duda es un buen momento para poder participar en las celebraciones callejeras y aprender a bailar la jota con los lugareños.

Otra novedad es el desfile de gigantes y cabezudos, en el que enormes figuras de cartón piedra se unen al carnaval en la calle y se mezclan con el público. Las obras de teatro son otra parte importante de esta celebración, que a menudo atrae a actores y actrices famosos que entretienen a la multitud. Las obras de un solo acto son especialmente divertidas.

 

OFRENDAS DE FLORES

 

Más de 200.000 personas llevan flores a la Virgen del Pilar

 

La primera ofrenda se realizó el 12 de octubre de 1958, con una réplica de la Virgen colocada en la fachada de la Basílica del Pilar. La Ofrenda de Flores que se hace a la Virgen del Pilar en estas fiestas, es el acto más importante y popular.

Desde primera hora de la mañana, las personas con sus ofrendas parten de los lugares habilitados previamente (que están en diversas calles adyacentes al recorrido principal), para llegar a la plaza del Pilar y depositar sus ofrendas a la Virgen.

La gente recorre algunas de las calles más importantes de la ciudad con ramos de flores, vestidos con los trajes típicos de Aragón y de otras regiones de España -y, en los últimos años, de diferentes partes del mundo- hasta llegar a la Plaza del Pilar, donde se ha colocado una imagen de la Virgen en lo alto de una gran estructura metálica; en esta estructura se sujetan las flores, colocando las de color en la parte inferior y formando el manto de la Virgen con flores rojas o blancas según el año, alternando ambos colores.

El manto de flores de la Virgen del Pilar, en su parte superior, está compuesto por un conjunto de flores que crean la Cruz de Lorena, que es el símbolo mundial de la lucha contra la tuberculosis.

Inicialmente las flores se colocaban junto a una réplica de la Virgen que estaba situada en la fachada principal del templo, pero en 1998 el cineasta Bigas Luna propuso al ayuntamiento colocar la imagen de la Virgen en un lugar diferente de la plaza para hacer más llamativo este acto.

Con la llegada del siglo XXI, se ha creado la ofrenda virtual, en la que los ciudadanos pueden enviar mensajes de texto para depositar flores a los pies de una “virgen” virtual.

Si tienes la oportunidad, y te encuentras en la zona por estas fechas, no dejes pasar la ocasión de disfrutar de estas fiestas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.